Papillote: prepara las mejores recetas en pocos minutos.

La técnica más rápida, sencilla y saludable para cocinar los alimentos sin una pizca de grasa, y sin que pierdan su sabor

Por: María José Alzate P – Comunicaciones Levapan.

El papillote es una de las mejores técnicas que podemos aplicar en la cocina. Es muy sencilla, rápida y saludable, no necesita de ningún utensilio especial y facilita la preparación de una gran variedad de platos llenos de sabor. Y lo más divertido es que no necesitamos seguir una receta al pie de la letra, sino que podemos hacer nuestras propias variaciones, cuando ya conocemos los pasos básicos.

¿Qué es un papillote?

Este término proviene del francés, y en español significa “paquete”. Es una técnica adoptada de Francia, país pionero en gastronomía, y se ha popularizado en el arte culinario como una de las más importantes y sencillas técnicas de cocción.

Esta técnica consiste en cocinar el alimento envuelto herméticamente, mediante el calor del vapor que se genera dentro de la envoltura. La acción directa del calor actúa en el exterior del paquete, así el alimento queda protegido y se cuece en sus propios jugos. Se puede cocinar en papillote utilizando básicamente cualquier material que sea fuente de calor, los más comunes son el horno, una vaporera, el microondas o a la plancha.

¿En cuál material puedo envolver los alimentos?

Es necesario utilizar un elemento que sea apto para el uso alimentario, que no genere olores extraños, residuos de comida y que resista fuertes temperaturas. No debe ser rígido, por el contrario, muy maleable para dar la forma del alimento fácilmente, y al mismo tiempo tener la capacidad de contener los jugos que produzca en el anterior del recipiente sin deshacerse.

Los materiales más utilizados para realizar el papillote son el papel aluminio, y el papel de hornear. En cocinas más tradicionales utilizan materiales orgánicos como hojas de plátano, yuca o de mazorcas de maíz.

¿Qué alimentos se pueden cocinar con esta técnica?

Por sus características, esta técnica es ideal para preparar alimentos de cocción rápida y sencilla, como verduras, hortalizas, pescados y mariscos. Igualmente, se pueden cocinar huevos, algunos postres como compotas, masas sencillas, bizcochos y pastas.

No se recomienda para la preparación de grandes pedazos de carne, aunque se pueden obtener muy buenos resultados con cortes más delgados y aves. La pechuga de pollo queda exquisita cocinada a través de papillote.

Es una de las técnicas más recomendadas por los nutricionistas ya que es muy saludable, funciona perfectamente para bajar de peso, adelgazar o para personas con digestión delicada. No necesita adicionarle aceite o mantequilla, se pueden omitir completamente. Los alimentos se cocinan en sus propios jugos, se concentran todos sus sabores y olores quedando deliciosos y jugosos.

Bibliografía: https://bit.ly/3a2RtqR | https://bit.ly/3uILHTs

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment