Restaurantes Amigables con los niños: Idea #6

Por: Angélica Fandiño – Comunicación Digital Levapan.

Seguramente no lo sepa, pero lo que sí debe saber es que los restaurantes no están diseñados para niños, no siempre tienen las sillas adecuadas, ambiente o decoración, y mucho menos una opción de menú más allá de un plato.

Muchos restaurantes pasan la carta a todos los que se encuentran en la mesa, incluyendo a los niños. Quizás el mesero lo haga por distraerlos con algo, o simplemente para causar una buena impresión a sus papás, haciéndoles ver cómo tienen en cuenta a sus hijos. Pero la realidad es otra, en esa carta solo hay un plato  en una esquina escondida que  se llama MENÚ INFANTIL, el cual no es más que algo frito, con papas y una bebida, a veces con un regalo, a veces con un helado y, en sitios un poco más elaborados en una hermosa caja infantil que en menos de 10 minutos termina en la basura, etc.

¿SABE USTED CUÁL ES LA SATISFACCIÓN DE UN PADRE AL VER QUE SU HIJO COMIÓ  CON AGRADO UNA COMIDA?

¿O LA TRANQUILIDAD QUE GENERA SABER QUE EN UN SOLO SITIO ENCONTRARÁ VARIEDAD  NO SOLO PARA ELLOS, SINO PARA SU EXIGENTE HIJO?

Esa satisfacción se ve reflejada en ventas, ya que, a la hora de elegir un restaurante el padre escogerá donde su hijo se sienta mejor y regresará cada vez que pueda, incluso con sobrinos y más familia.

AHORA PIENSE…

  • Considere al padre cuya única opción de menú infantil es algo que fue cobrado en la factura sin que el niño probara.
  • El niño no lo eligió, era lo único que había.
  • Piense en la decepción que siente usted como dueño del establecimiento al ver que su comensal  pidió un palto para él y un plato libre para dividir la comida con su hijo en vista que no había algo más.
  • Por un lado, desperdicia comida y por el otro, pierde la oportunidad de vender más.

¿LA SOLUCIÓN?

No solo es crear un menú infantil, sino hacer una carta infantil, incluso con diferentes diseños que la de los adultos.

Debe estar adaptado con fotografías que sean útil  para que un niño grande que sabe leer, o un niño pequeño pueda elegir una de varias alternativas.

PARA EL DISEÑO DE UNA CARTA INFANTIL USTED DEBE TENER EN CUENTA…

1. La edad: divida la carta por edades, de esta manera tendrá preparaciones de gramajes pequeños y medianos, evitando le desperdicio. Podrá acondicionarla nutricionalmente según la edad, la combinación de las proteínas, carbohidratos y verduras. Esto produce una imagen de un restaurante que no solo cono ce a sus comensales, sino que se preocupa nutricionalmente por ellos.

2. No olvide acondicionar cada vez más su establecimiento para los pequeños comensales. Diseñe mesas y sillas para diferentes edades que no estén arrumadas, destruidas y sucias.

Desinféctelas antes que se siente el niño, en presencia de sus padres. Tenga lavamanos y sanitarios de tamaño ideal, para ellos. Ofrezca elementos que los niños puedan rayar o manipular durante su estancia en la mesa, y si el espacio de su local instale algunos juegos para el disfrute de ellos. Haga sentir a sus clientes más pequeños como los más importantes, seguro ellos serán los encargados de hacer que los padres regresen.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts