Las estrellas, clasificación de la hotelería dominicana.

Por: Aileth Alvarado – Comunicación Digital Levapan.

Escoger un hotel es una decisión de gran significado, ya que estamos seleccionando un lugar que se convertirá en nuestro hogar en esos días de estadía. Las personas al elegir un hotel piensan en factores como: la seguridad, la limpieza, la alimentación, el servicio, la ubicación, entre otros.

Los hoteles se clasifican normalmente con estrellas, pero, esa clasificación varía según el país y las costumbres del mismo. Según el criterio de requisitos sobre la calidad del hospedaje en el país, así serán las estrellas que se otorguen al hotel.

En algunos países es más importante las actividades adicionales que ofrece el hotel que el dormitorio y en otros es más importante la alimentación y cuidados culinarios, por ejemplo: el correcto uso de los aceites, la limpieza de los utensilios en los que se preparan los alimentos, como la vajilla o los vasos; y, la innovación en la cocina.

En República Dominicana también se cuentan con ciertos requisitos para que un hotel gane sus estrellas. Para clasificar un hotel existen leyes puntuales o de lo contrario todos los hoteles contarían con la clasificación de cinco estrellas. Según, El Reglamento del Funcionamiento de los Establecimientos Hoteleros, se debe cumplir con ciertos requisitos de calidad para tener las estrellas necesarias.

¿Qué se necesita para ganar estrellas?

En 1969 la Ley 541 del 29 de diciembre, Orgánica de Turismo, dice en su art. 29 que: «Los establecimientos de hospedaje, restaurantes y empresas similares deben registrarse en la Dirección Nacional de Turismo para ser calificados en la categoría correspondiente». En República Dominicana, la ley que regula esta clasificación ha pasado por varios cambios. En 1984 en el Reglamento 2115 del 13 de julio, El Ministerio de Turismo, estableció parámetros para clasificación de hoteles por estrellas pero, el proceso nunca se completó.

En 1999 la Secretaría de Estado de Turismo (SECTUR) retomo el tema para clasificar la calidad hotelera del país teniendo en cuenta el punto de vista estructural, pero esta perspectiva de clasificación no fue muy bien recibida por parte del sector hotelero. En el 2003 se modificó el Reglamento 2115, gracias al Poder Ejecutivo y el Decreto 818-03 del 20 de agosto del mismo año, pero, tampoco se evidenciaron los cambios, por desacuerdos.

Llegado 2007 no hubo una ley concreta para tratar el tema, se realizaron diseños para aplicarlos a la ley de regulación hotelera y no fueron usadas. Entre 2008 y 2015 se realizó el cambio por fin de categorizar a los hoteles por clasificar, con estrellas; teniendo en cuenta la calidad y servicio ofrecidos.

A partir de 2015, los criterios que se tienen en cuenta para la clasificación de un hotel dominicano de 4 y 5 estrellas, están en el informe de: “Hotel Classificatión System: Recurrence of Criteria in 4 and 5 star Hotels” (Sistema de clasificación de hoteles: recurrencia de criterios de los hoteles de 4 y 5 estrellas); un documento que brinda las pautas más útiles para la clasificación de calidad de los hoteles.

Aun teniendo en cuenta el sistema de clasificación de hoteles, el sector hotelero dominicano está establecido por el Reglamento Normativo del Funcionamiento de los Establecimientos Hoteleros, bajo el decreto 818-03 del 20 de agosto de 2003, que es la ley que quedó regulando al final; y clasifica las estrellas de la siguiente manera:

• Una estrella:

En los hoteles de una estrella son muy económicos, las habitaciones son sencillas, con poco espacio y sin tanta decoración. Cómodas, con aire acondicionado, y por lo general algunos servicios como la Tv y el teléfono están en una sala, para que todos los huéspedes puedan usarlos.

• Dos estrellas:

En estos hoteles, a parte de la comodidad que debe ofrecer el hotel, debe contar con aire acondicionado, sus paredes deben estar pintadas y estructuradas con material de buena calidad. Debe tener buenos utensilios de cocina y una vajilla de calidad, debe brindar comidas aunque con cierta restricción de horario.

• Tres estrellas:

El hospedaje en un hotel de tres estrellas permite que las habitaciones cuenten con más servicios personalizados, calidad, cuidados y comodidad. El espacio suele ser amplio y la composición de la estructura del hotel es de materiales de buena calidad, a veces cuenta con piscina, gimnasio, bar, botones y servicio de recepción bilingüe.

• Cuatro estrellas:

Estos hoteles son de primera clase, el personal está altamente capacitado, cuenta con suelos y paredes estructuradas con materiales de alta calidad y armónicas con la composición del lugar. En estos hoteles ofrecen servicio a cuarto prolongado, ofrece más de un restaurante, bar, minibar, secadora de cabello, productos de baño, y un eficiente sistema de aire acondicionado. Cuentan con buena vista del lugar, suites de lujo, jacuzzi, lavandería y pequeñas salas de conferencia para el uso de los huéspedes.

• Cinco estrellas:

Son los llamados hoteles de lujo, cuentan con la mejor atención y los mejores servicios, orientado a brindar estándares de alta calidad y comodidad. Este tipo de hoteles cuenta con amplias salas de conferencias, guarderías, música en vivo, suites y al menos el 5% de las habitaciones tienen salón privado. Cuenta con restaurante Gourmet y servicio a la habitación 24 horas, spa, campo de mini golf, gimnasio, shows, eventos y música en vivo.

Dentro de los servicios que ofrece un lugar hotelero, la gastronomía es muy importante, ya que cubre una necesidad fundamental de los huéspedes.

Los restaurantes que hacen parte de los hoteles, hacen que la gastronomía avance porque pueden experimentar y crear recetas nuevas para complacer a los clientes, sin dejar de lado los platos regionales.

Entre más estrellas tenga un hotel mejor será la experiencia gastronómica, lo ideal es que la cocina de estos hoteles refleje lo que es el país, en el cual se ubican. Una buena experiencia en la mesa puede complementar las expectativas del huésped y un cliente satisfecho puede volver y traer a otros clientes con él.

Con el avance tecnológico, los turistas prefieren hacer uso de sus redes sociales para publicar fotos del lugar, esto da buen resultado a todo nivel no solo para el hotel también para quienes trabajan en él. Muestra de ellos es que muchas figuras importantes del sector culinario, utilizan sus cuentas para darse a conocer nacional e internacionalmente.

Le puede interesar: El hotel del futuro

La cocina dominicana varía según la región pero, se caracteriza por tener un menú criollo compuesto de guisos, y diferentes usos de los víveres, como el plátano, que es uno de los más consumidos por los dominicanos. Los llamados tostones serán los más propuestos en la cocina de este país, es por eso que se deben tener cuidados en el aceite usado para su preparación.

La comida suele tener más contenido de almidón y carnes antes que lácteos o verduras, brindando una gran variedad de platos típicos del país y una gran experiencia cultural.

La industria hotelera, se beneficia del turismo de la isla, las calificaciones de los hoteles son importantes y las que dejan los huéspedes también, ya que gracias a ellas otras personas pueden considerar bueno el lugar y podrían hospedarse allí en un futuro.

Otro factor que puede influir en la clasificación de un hotel es, si hace parte de una cadena hotelera. Las cadenas hoteleras buscan mayor renombre, rentabilidad y control del sector, por lo general se posicionan dentro de los estándares  de alta calidad con 5 estrellas y suelen ser cadenas formadas por hoteles nacionales o internacionales. Lo mejor de un hotel dominicano es la cordialidad que ofrecen en su servicio, el valor cultural y la belleza de sus playas.

Este tipo de distinción puede ser de tipo internacional para realizar comparaciones en el mercado haciendo de los hoteles y restaurantes más adaptados y útiles al consumo turístico. A pesar de que cada país tiene su propio estándar de clasificación, bases y requisitos que debe cumplir el sector, muchos de ellos se asemejan tanto geográfica como categóricamente.

Si usted piensa disfrutar de unas buenas vacaciones en un hotel dominicano le recomendamos:

  • Elija el hotel de su preferencia según las necesidades de su estadía.
  • Verifique los precios, si es posible llame directamente al hotel para tener una información exacta y confiable.
  • Revise bien el catálogo de hospedaje, así sabrá qué ofrecen dentro de las actividades del lugar y a qué tiene derecho como cliente de este hotel. Algunos hoteles ofrecen tours por la ciudad y no necesariamente deben ser de 4 o 5 estrellas.
  • Indague previamente la parte de la alimentación, si usted es un huésped delicado con la comida, es bueno prevenir cualquier complicación durante la estadía.
  • Si desea puede hablar con alguien del equipo de trabajo de la cocina para que puedan balancear su alimentación en caso de necesitarlo. Puede pedir hablar con el Chef o con el Sub Chef.

Entérese de las funciones principales de un Sub Chef en:

  • Revise páginas web que hablen sobre el lugar donde se piensa hospedar, así podrá mirar las calificaciones y opiniones de personas que ya han disfrutado de su hospedaje en ese hotel, ver fotos y conocer como es el lugar.
  • Realice más de una búsqueda de hotel, así tendrá más posibilidades de elegir según precios, servicios, confort y calidad.

Por último, la industria hotelera de República Dominicana se conecta con grandes sectores económicos del país, generando altos ingresos, y cuenta con una amplia serie de hoteles que pueden acomodarse a su economía, gusto, necesidades y variedad de actividades para que viva y disfrute de una experiencia inolvidable en la isla.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment