¿Sabías que existe la gastronomía de mariscos?

Escrito por: Sofía Guerra Patiño – Comunicaciones Levapan.

Existen diferentes formas para cocinar esta clase de alimentos que no hacen perder su sabor inigualable en las preparacione.

La gastronomía de mariscos se trabaja con los animales marinos comestibles que son invertebrados. En la que se incluyen dos clases principales, estas son: crustáceos; que se encuentran camarones, langostinos, cangrejos y moluscos, como mejillones, almejas, pulpos, entre otros. Estos alimentos se han consumido durante años porque son una fuente de proteínas y minerales. Además, son fáciles de capturar, se dice que en el antiguo Egipto se comían los mariscos crudos o cocidos como se ha podido evidenciar en los jeroglíficos. Hoy en día, los platos con mariscos son típicos en España, Cuba, Argentina y Portugal.

Técnicas de preparación

1. Cocido: Es uno de los métodos más recomendado para los langostinos y mejillones. Se recomienda utilizar agua y sal marina por 100 gramos para que el marisco conserve después de su cocción su sabor y aroma al mar. El tiempo de cocción varía según el tamaño.

  • 1 pieza de 1 kilo: 15 minutos en agua hirviendo.
  • 2 piezas de 1 kilo: 20 minutos en agua hirviendo.
  • 1 kilo de piezas pequeñas: entre 5 a 8 minutos.

2. A la plancha: Es un método que se utiliza en especial con los alimentos crustáceos. Si son de gran tamaño se recomienda partirlos por la mitad. Se deben cocinar primero por la parte de la cáscara y se aconseja combinarlos con vinagre o zumo de limón.

Consejos para cocinar mariscos

  • Utilizar agua de mar: Se recomienda utilizar agua del mar bien filtrado y si no tienes se aconseja utilizar agua normal con sal marina.
  • Emplear recipientes adecuados: Las ollas en las que se cocina los mariscos deben ser grandes y cómodas. En especial si se preparan especies de gran tamaño como la langosta. Se debe asegurar de que el agua cubra todo el marisco.
  • Vivo o muerto: Cada especie tiene su forma de cocinar. Hay algunos mariscos que es mejor prepararlos vivos y otros muertos. Cuando se trata de especies que se deben cocinar vivas es importante que el agua esté fría cuando se echen a la olla. En el caso de la langosta conviene matarlos primero y luego prepararlos.
  • A la hora de comer: Se recomienda comer mariscos recién hechos, caliente o templado. No es recomendable dejarlo mucho tiempo esperando porque perderá su sabor característico.

Recetas

  • Camarones en salsa de naranja y miel: Es una receta perfecta para la entrada de un almuerzo. Los ingredientes son: 1 kilo de camarones, 2 tazas de jugo de naranja, 4 cucharadas de miel, maicena, cilantro, pimienta y limón. Primero se limpian los camarones y se bañan con el jugo de limón; luego de 10 minutos se colocan a cocinar. Por otro lado, en un sartén se pone la miel, el jugo de naranja y se deja en fuego por unos 5 minutos; después se agrega la maizena para espesar la salsa. Finalmente se mezclan los camarones con la salsa, se deja cocinar por unos minutos y se sirve.
  • Mejillones en salsa gallega: Es una opción perfecta para una ocasión especial. Los ingredientes que se necesitan son: 1 kilo de mejillones, 2 papas sabaneras grandes, pimentón dulce, cebolla, limón, ajo, laurel, aceite de oliva y sal. Primero se limpian los mejillones y se colocan a cocinar hasta cuando se abran, es importante guardar el caldo. Luego se coloca a cocinar las papas en el caldo y después se hace un puré. Por otra parte, para preparar la salsa, se debe poner en un sartén la cebolla, el ajo, laurel, pimentón, el zumo de limón y una taza del caldo a fuego medio hasta que se espese. Finalmente, se hace una cama de puré en el plato, se colocan encima los mejillones, se riega la salsa y se sirve.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment