Institucional Dominicana - Tendencias food service, gastromarketing, recetas, técnicas culinarias > Informe especial > >¿Puede la comida afectar positiva o negativamente a las emociones?

>¿Puede la comida afectar positiva o negativamente a las emociones?

Por: Laura Alejandra Castro Herrera – Comunicaciones Levapan.

“En Institucional Dominicana le contamos más acerca de Mindfood, una tendencia que relaciona la alimentación con las emociones”

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, un estado de salud plena se caracteriza por un equilibrio en cada aspecto de la vida, desde lo físico hasta lo mental, es por ello que cada una de las decisiones que tomemos puede afectar positiva o negativamente nuestra salud, esto incluye los alimentos que consumimos, los lugares donde comemos y el tipo de preparaciones que preferimos y priorizamos según nuestro estado de ánimo.

Este creciente interés por el tipo de comida que se consume según nuestro estado de ánimo y nuestra salud mental, se ha ido popularizando al punto de generar una tendencia global que se denomina Mindfood, y proviene de la unión de dos palabras del idioma inglés, Mindfulness y Food, el primero hace referencia a un estilo de vida que permite experimentar el momento presente y aceptar el rumbo de las situaciones, y el segundo traduce, comida.

¿Y puntualmente qué es el Mindfood?

Es un estilo de vida que se caracteriza por una conciencia plena sobre lo que se está comiendo, en qué aporta a la salud interna y qué consecuencias genera en la salud mental. Además, abre la conversación sobre la importancia de las emociones, los estados de ánimo y cómo la comida puede metabolizar un estado de sanación o de deterioro, según los alimentos que se consuman.

Emociones y estilo de vida ¿Pueden ser compatibles?

En el día a día, son múltiples las situaciones que se presentan y generan estrés, felicidad, tristeza, enojo, etcétera, y en bastantes ocasiones estas emociones van ligadas a una serie de acciones que pueden impulsar o no estos estados. Por ejemplo, la comida es uno de estos factores, pues es común que al sentirnos en grandes estados de gozo y alegría o en fechas especiales consumamos grandes cantidades de comida con valores altos de azúcar o grasas, mientras que con estados de estrés se suele restringir la ingesta de comida o en estados de tristeza se puede presentar lo que se conoce como atracones, que se caracteriza por un exceso de consumo de cierto alimento y que genera posteriormente culpabilidad.

Sin embargo, puede existir un punto medio entre estas situaciones, por ejemplo, llevar una dieta saludable, con gran ingesta de frutas y verduras, aporta benéficamente a la salud física y otorga en su consumidor una sensación de bienestar general y felicidad.

Además, el desarrollo de dietas flexibles o intuitivas permiten establecer un equilibrio entre los diferentes tipos de comida, entender que consumir una torta, una dona o incluso una pizza o hamburguesa no representa necesariamente un factor de riesgo o de perdida, pues su ingesta moderada representa un equilibrio en la persona y le otorga la generación de mayores niveles de serotonina, hormona encargada de la felicidad, tranquilidad y regulación del apetito.

Y ¿Cómo empezar en el Mindfood?

Es muy sencillo, reconozca cuáles alimentos le generan mayor satisfacción y saciedad además de otorgarle beneficios positivos para su salud física y mental, establezca cuáles emociones experimenta al consumir estos alimentos y cómo las reconoce en su día a día, comprenda que sus emociones le hablan y aprenda a escucharlas.

También, puede generar una relación entre los alimentos y los recuerdos, por ejemplo, si determinada sopa o pasta, le recuerda a su abuelo, su madre o su amigo de confianza el consumo de esta comida no solo le sentará bien físicamente, sino que será un alimento que le permitirá experimentar un estado mental agradable.

¿Y si decide darle un giro a esa comida especial?

Por ejemplo, si esa comida que le recuerda a su amigo de confianza es una pizza con doble adición de queso y pepperoni, usted puede modificar algunos ingredientes si así lo desea. Puede agregarle algo fresco y crujiente, eliminar el uso de aceite procesado y esto va a generarle la misma satisfacción física y mental sin tener que preocuparse por otros factores. Establecer un equilibrio es un salto al futuro de la alimentación.

Finalmente, esta creciente tendencia representa un futuro en la industria alimenticia, la producción se ha modificado para ofrecer una reducción en ingredientes ultra procesados como las grasas poliinsaturadas y trans, el exceso de azúcares procesados y la implementación de ingredientes naturales que remplazan estos ingredientes y la preferencia por implementar súper alimentos como la espirulina, el carbón activado, la soya y el chocolate amargo. Además, esto ha conllevado a que el mercado ofrezca continuamente nuevas propuestas que se ajustan a diferentes estilos de vida y presupuestos.

Un ejemplo, de esto es la creciente demanda y oferta de productos veganos que simulan otros alimentos, como el carve (proteína texturizada de soya), las hamburguesas y Nuggets a base de plantas y los dulces como tortas, brownies y helados endulzados con stevia y realizados con leches vegetales.

Definitivamente el Mindfood ha llegado para quedarse y se ha aliado con nuestras emociones para ofrecernos un panorama único y enriquecedor que no se debe dejar pasar, pues es el futuro de la alimentación.

“Existe una estrecha relación entre las emociones y la comida, atrévase a explorarla”

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment