Local Food: un movimiento sostenible y tradicional

Por: Laura Alejandra Castro Herrera – Comunicaciones Levapan.

“El movimiento de Comida Local que pretende conectar al consumidor con el proceso de producción alimentaria”

Hay que pensar la comida local como un movimiento que considera la experiencia del consumidor de una forma más íntima; pues en esta ocasión los alimentos no tuvieron que viajar cientos de kilómetros para llegar a su mesa, tan solo fue necesaria la red de productores locales para producir todo lo que está en el plato.  Local Food o Comica Local, es un movimiento en el que se prefiere el consumo de alimentos que se cultivan o producen dentro de la misma área de compra, observando toda la elaboración desde un sentido tradicional, agrícola y de producción saludable, sin la necesidad de la hiperproducción industrial.

La gastronomía hace parte de la identidad y cultura de una región, pero cuando la comida tiene que pasar por una infinidad de procesos para que logre estar en su óptima condición, la práctica va perdiendo sentido. Esto sin mencionar que es común que algunos productos sean importados, mientras que pueden ser producidos y comercializados dentro de la misma región.

Actualmente, es común que los productos tengan que pasar por numerosos procesos de distribución lo cual representa tiempo de transportación, energía en refrigeración y contaminación en última instancia; pero hay un punto sobre la Comida Local que sobresale: los alimentos no necesitan recorrer grandes distancias y parte de ellos se venden en establecimientos que no necesitan recursos tan específicos para su cuidado. Lo más importante es ofrecer alimentos de calidad, frescos y deliciosos y contar con condiciones aptas para su correcto expendio a la población local y personas que visitan el lugar.

Comprar, vender y consumir comida local tiene múltiples beneficios que usted no debería perderse, estos son algunos:

  • Contribuye a la reactivación económica de su región.
  • Fortalece la identidad cultural de los consumidores.
  • Disminuye el impacto ambiental.
  • Mayor frescura en sus alimentos.
  • Alimentos más naturales.

Además, el resurgimiento de las economías locales es posiblemente uno de los efectos positivos más importantes. La preferencia por las grandes cadenas de venta o los lugares de preparación con contratos exclusivos de productores de gran rango han amenazado por un buen tiempo la permanencia y subsistencia de los cultivadores locales. No obstante, es un panorama que al parecer ha ido cambiando con el paso del tiempo.

Pero ¿cómo hacer para que estos productos sean más conocidos?

Sin duda es necesaria la publicidad pertinente para un sector que no cuenta con departamentos de marketing y más cuando se considera que la publicidad se mueve con una gran potencia en las redes sociales. Lo cual ha ayudado a potencializar y posicionar muchos mercados locales. El apoyo de las alcaldías a través de festivales gastronómicos o agrícolas y su posterior publicidad en las redes que manejan esas instituciones es una estrategia bastante recurrente para el marketing regional del mercado de la comida local. Ahora, el siguiente paso es dar a conocer todos los productos que se pueden encontrar en el área a través de plataformas más grandes, para que más comensales conozcan sus beneficios y se pueda proteger la labor de los productores locales.

La unión nos hace más fuertes, construyamos entre todos una red alimentaria sostenible, tradicional y autosuficiente.

Bibliografía: https://bit.ly/384qREy

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment