El Hotel de sus vacaciones ¿Cómo elegirlo?

Por: Ahilet Alvarado – Comunicación Digital Levapan.

Saber elegir un hotel, es un asunto de gran importancia que se debe hacer con anticipación, elegir un hotel lleva tiempo, lo más recomendable es indagar, buscar, tener en cuenta los beneficios que ofrecen y las diferentes ofertas que se acomodan a nuestra economía. Los hoteles de lujo son los primeros en la lista en temas de calificación de estrellas y servicio.

Pero, ¿cómo reconocer un buen hotel que sea económico? o ¿cómo elegir sencillamente un buen hotel? Bien, pues antes de empezar con la búsqueda del hotel, es aconsejable saber específicamente lo que se quiere, a dónde se quiere ir y cuánto tiempo. A partir de esto se sabrá si el dinero que tiene para el viaje alcanzará para las noches de hotel que requiere.

Por lo general el hospedaje se lleva casi un 50% de gasto del viaje, a veces por buscar economía debemos sacrificar otros aspectos en nuestro viaje, como por ejemplo: la limpieza, la comida, la cercanía del hotel a lugares turísticos, entre otros. Si se busca un hotel económicamente promedio, debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

• La ubicación del hotel

A veces, al elegir un hotel económico se suma el inconveniente de que este se encuentre lejos de los lugares turísticos y lo que se suponía que ahorraríamos en el hotel, igual se gasta en el transporte. Otro inconveniente es que si el hotel está muy lejos, tendrá que perder quizás entre una a tres horas en medio del tráfico y será difícil disfrutar de sus vacaciones con tanta pérdida de tiempo.

Si al final se considera que es mejor el hotel de bajo costo aunque esté alejado, entonces se recomienda que tenga fácil acceso a transporte público y así pueda trasladarse en la ciudad. Si el hotel no tiene acceso fácil de transporte público de igual manera lo que se ahorra en hotel es lo mismo que se gasta en transporte. Así que al final es mejor elegir ese hotel un poco más costoso, pero con mejor ubicación y acceso a transporte público, por el mismo gasto.

• Alimentación

La mayoría de hoteles de bajo costo ofrecen sólo el desayuno, otros el desayuno y la cena en horarios específicos, pero, en los hoteles de lujo permiten que el huésped consuma las tres comidas y hasta más. En un hotel de lujo puede resultar más costoso, pero podrá tener sus tres comidas en el horario que prefiera, con servicio a la habitación, mientras que en un hotel más económico debe estar a una hora específica o pierde ese derecho.

Algunas personas son delicadas con el tema de la comida, son alérgicos a algunos ingredientes o prefieren no comer cierto tipo de alimentos porque no son de su agrado. Entonces, si se elige un hotel más económico y el menú no le satisface, es probable que no tenga una experiencia muy agradable y terminará tal vez gastando lo mismo porque buscará por fuera la alimentación que desea.

Si usted como huésped no presenta este tipo de inconvenientes en el tema alimenticio, sabe que su salud no se verá afectada, y considera que un hotel de bajo costo le brinda los beneficios para hacer un ahorro, entonces usted está donde debe estar.

• Limpieza

El tema de la limpieza es muy importante, sin embargo, hay personas que se han planteado un recorrido de las vacaciones, por ende sólo utilizan el hotel para dormir, por lo tanto la limpieza es un tema que creen poder manejar por unos días. Hay otras personas que definitivamente la limpieza es una factor que no van a negociar.

• La habitación

Los hoteles económicos no suelen tener habitaciones muy grandes o muy amobladas, por lo general en ellas encuentras lo básico. Hay personas a las que no les interesa si el lugar es muy amoblado, ya que su plan es disfrutar de la ciudad y de las actividades al aire libre que ofrece el turismo. Otros, en cambio si necesitan de un espacio amplio, iluminado, limpio, quizás con jacuzzi, sauna o una vista atractiva.

• Personal del hotel

Ser cortés y amable es una de los aspectos importantes y en la mayoría de situaciones es lo que hace que recomienden un hotel o hablen de su prestigio. Para la mayoría de personas recibir un buen trato es lo más importante, por supuesto; nadie quiere llegar a un lugar donde sea tratado de mala manera.

En la mayoría de los hoteles respetan mucho la privacidad de los huéspedes, y en los hoteles de lujo manejan un personal con disposición al servicio y la coordinación de tareas para no incomodar a las personas que residen allí.

El personal de un hotel, no sólo debe brindar atenciones al huésped, también debe brindar seguridad, no hay nada más desagradable que sentir desconfianza del personal con respecto a los objetos personales de los huéspedes.

Es recomendable abrir en varios portales de internet para ver los costos, la ubicación, y las condiciones de alimentación. Si usted se va de vacaciones sin realizar una reservación y llega a un lugar que no conoce, por muy económico que parezca, pida que le muestren la habitación. Verifique que tenga agua caliente y el mínimo de limpieza exigido.

Si desea conocer mejor el hotel donde se va a alojar no dude en revisar las opiniones de anteriores huéspedes, a través de la página web, redes sociales que le dan esa información, así conocerá los pro y los contras de realizar esa elección.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment