¡Explore estas opciones antes de pensar en cerrar su restaurante!

Por: Natalia Calderón Patiño – Comunicación Digital Levapan.

La mayoría de emprendedores pasan por momentos difíciles cuando se inicia un negocio, el sector gastronómico no es la excepción; las razones varían, posicionar un producto o un restaurante nuevo tiene un proceso más lento, pues  los consumidores son muy exigentes a la hora de escoger un sitio para ir a comer haciendo en ocasiones  que varios estén en la cuerda floja.

Tener un negocio restaurador con pocas ventas se convierte en momentos de gran frustración, tristeza, hacen dar ganas de “tirar la toalla” concluyendo que cerrar el restaurante se convierta en una opción.

Sin embargo piense que sí logró tener un negocio, seguramente hay cosas que está haciendo bien, sin embargo si cree que tiene un restaurante en condiciones que no le permiten crecer; tiene un rendimiento que no es del 100% entonces su negocio tiene margen de mejora, recuerde la importancia de tener un Plan de Mejora Continua, para evitar estar haciendo lo mismo una y otra vez obtenido los mismos resultados o peores.

De tal manera que si su restaurante no está en las mejores condiciones, revise estas 3 opciones, antes de tomar cualquier decisión:

1. Asúmalo y deténgase

El primer paso es tomar las riendas de la situación, si su restaurante de verdad no es exitoso, las ventas son muy bajas, debe dejar de usar frases suaves como; “No está mal” o “Podría ser peor”. ¡No! si eso no es lo que usted quiere que sea su restaurante, debe preguntarse ¿Cómo llego a ser tan malo? Si usted es el líder del negocio, fue usted el responsable de ponerlo en esa situación, pues todas las acciones y decisiones que tomó o no, lo pusieron exactamente en el lugar donde está.

2. Entienda sus brechas:

Las decisiones que tomó y llevaron al negocio donde se encuentra ahora, claramente no serán las mismas que debe tomar para llevar a su establecimiento al siguiente nivel, el comportamiento actual y las acciones que debe tomar se denomina brecha de hábitos, seguramente tiene algunos costumbres que antes le sirvieron, pero que ahora lo están frenando, por ejemplo, cuando inició su negocio, tenía el mejor programa de Gestión de Inventarios, pero que con el paso del tiempo ha dejado de ser útil,  frente a los novedosos programas que ahora existen y usted sigue empeñado en usar el que tiene, que si bien antes fue innovador, hoy le puede estar costando mucho tiempo y dinero.

A medida que su negocio crezca también debe crecer usted con él, es decir, no puede esperar a que las cosas cambien sin que usted también lo haga, cada nivel de desarrollo empresarial, requiere un nuevo conjunto de habilidades y un conjunto de procesos que lo acompañen.

Es importante estar abierto a cerrar esas brechas y a recibir comentarios que le ayuden a implementar mejoras y a actualizar  las cosas que están funcionado.

3. Busque una asesoría:

Cuando usted desconoce sus brechas, sus puntos débiles, es necesario pedir ayuda.

Es algo que a un líder empresarial  o propietario, le cuesta mucho, porque tienen la creencia que es un signo de debilidad, pero eso no es así. Es muy inteligente pedir ayuda cuando se necesita. ¿Acaso usted tiene que saberlo todo?

Es muy bueno empezar por el Equipo de Trabajo, dentro de su equipo encontrará personas que seguramente no había visto y que estarán muy dispuestos a ayudarlo, si usted se lo pide. Finalmente su equipo está conformado por personas con experiencia en diferentes aspectos de su  negocio, que se vuelven de gran ayuda, sobretodo  en momentos de crisis por las diferentes habilidades que tienen.

El último paso es buscar ayuda; muchas veces los propietarios no saben cuáles son sus costumbres, por lo cual pedir ayuda es fundamental para encontrar las debilidades y fortalezas del negocio, cuando las ha encontrado comience con su equipo de trabajo ya que entre todos pueden generar nuevas e innovadoras ideas y cada uno podrá asumir su rol, esto motivará más a los trabajadores por aporta un granito al restaurante.

Y por supuesto puede contratar a un experto cuando el problema sea mucho mayor, pues el experto además de señalar los puntos débiles, lo podrá guiar para que usted descubra la verdad por usted mismo.

Y empiece a transitar por un nuevo camino que le permitirá tener el negocio que siempre ha soñado.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts