Cocinar al vapor, una técnica muy saludable.

Por: Sofía Guerra Patiño – Comunicaciones Levapan.

Un método de cocción que consiste en cocinar los alimentos sin necesidad de aceite y por eso tiene varios beneficios para la salud.

Cocinar al vapor es una técnica muy antigua que está llena de ventajas que benefician a la salud de las personas. En los últimos años se ha convertido en un método cada vez más empleado por aquellos comensales que quieren comer sano. De hecho, el vapor es uno de los procedimientos más utilizados tanto en los hogares como en los fogones de los grandes chefs. Por otro lado, con esta técnica de cocina no es necesario añadir grasas externas y es por eso que los alimentos logran conservar intactas sus propiedades como los nutrientes, vitaminas y minerales.

Beneficios

Es la técnica más digestiva porque al preparar un producto al vapor se ablandan sus estructuras celulares y esto hace que se digiera mejor.

Brindan una increíble textura porque los alimentos no se queman, ni se pegan. Además si se respetan los tiempos adecuados de cocción, quedan muy jugosos.

Los alimentos tienen mejor apariencia cocinados al vapor porque los pigmentos de los vegetales no se diluyen en el agua como al hervirlos. Además mantienen su color original.

Los nutrientes se conservan con la técnica al vapor como lo son: la vitamina C, necesaria para la formación de colágeno y defensas; la vitamina B2 que es clave para la producción de los glóbulos blancos y rojos; y la vitamina B9 que es fundamental para la formación del ADN y el funcionamiento del sistema nervioso.

Las herramientas que se utilizan para esta técnica

Se puede cocinar al vapor en una sartén, una olla o una vaporera eléctrica. La sartén es perfecta para dar un punto extra de cocción a las verduras que se van a saltear sin tener que hacer doble elaboración. Para esto hay que tener una tapa que encaje bien, subir el fuego a medio – alto e invertir 50ml de agua y esperar un minuto y medio hasta que haya evaporado. Este método se utiliza en vegetales verdes como: Brócoli, coliflor, berenjenas.

Por otra parte, si desea cocinar al vapor con una olla puede usar diversos accesorios. Las vaporeras de bambú son muy prácticas porque ya vienen con tapa. Las de acero inoxidable o silicona pueden adaptarse a diferentes tamaños pero no suelen funcionar bien con grandes cantidades. En cuanto a las vaporeras eléctricas es una buena solución para preparar una comida completa. Suelen tener dos o tres pisos, lo que permite preparar bastante cantidad y quitar los ingredientes que suelen cocinarse antes. Por ejemplo: se puede colocar en el primer piso patatas, en el segundo piso zanahorias, cebollas y en el tercero unos filetes de pescado.

Consejos que debes tener en cuenta sobre esta técnica

Alimentos siempre frescos: Esta técnica no esconde los sabores como ocurre con la fritura. Por eso, el alimento debe ser fresco para que se mantenga el sabor.

Vigila el agua: La vaporera debe tener la cantidad suficiente de agua para que el vapor dure todo el tiempo que requiere la cocción. Una vez que ya estén los ingredientes, tapa la olla para que el vapor no se disperse. La temperatura ideal es hacerla a fuego medio.

Trozos iguales de verduras: Si la verdura es muy grande, por ejemplo un brócoli, se debe cortar en trozos iguales para que todos se cocinen al mismo tiempo. Se recomienda no sobrecargar la olla porque al hacerlo no deja circular el vapor correctamente.

Cuando añadir sal: Es mejor hacerlo cuando ha acabado la cocción para que el alimento cocinado no pierda color ni sabor.

Recetas al vapor

Salmón al vapor con espinacas y salsa de mostaza: Los ingredientes que se necesitan son: 4 lomos de salmón de 250 gr, espinacas, 2 dientes de ajos, aceite de oliva, zumo de limón, sal, pimienta y salsa de mostaza. Para la preparación primero se debe colocar en un sartén un poco de aceite de oliva dore los ajos laminados. Luego añada las espinacas y saltee durante cinco minutos y agregue sal al gusto. Por otro lado, coloque en fuego la vaporera con agua. Salpimente el salmón, lo rocíe con zumo de limón y se deja al vapor durante 5 minutos. Finalmente, sirva el salmón, acompañado por las espinacas sobre una cama de salsa de mostaza.

Peras al vapor con granizado de hierbabuena: Para esta receta se necesitan los siguientes ingredientes: 6 peras, 90gr de azúcar, clavos de canela, hierbabuena y ½ de agua. Para la preparación primero se debe comenzar elaborando un suave almíbar poniendo el agua con el azúcar en una olla a fuego medio. Cuando llegue a ebullición, retire y deje que se tibie. Luego, introduzca ramitas de hierbabuena en el almíbar. Después, lleve al   congelador hasta que se solidifique. Posteriormente, coloque al fuego una olla de cocción al vapor con un poco de agua e introduzca la canela. Después pele las peras y corte la parte superior. Ponga las peras en el recipiente de arriba y cocine al vapor. Finalmente saque el granizado del congelador, tritúrelo y rellene las peras con el granizado.

Si le ha gustado este artículo, compártalo en sus redes sociales.

Related posts

Leave a comment